Seguridad virtual niños

Consejos para proteger a niños y adolescentes en Internet

A pesar de su riqueza y grandes posibilidades, el mundo virtual también ha abierto la puerta a criminales para realizar prácticas ilegales y fraudulentas. México, por ejemplo, está entre los diez primeros países con mayores cifras de robo de identidad en el mundo. Lamentablemente esta práctica ilegal se ha extendido de manera alarmante (¡ha llegado incluso al espacio!) y los niños no están exentos de él, ni de muchos otros riesgos de navegar en Internet.

Con la expansión del Internet en todos los aspectos de nuestras vidas, esto se ha extendido al ámbito infantil y juvenil, y el navegar la red se ha vuelto un riesgo para los menores, en primer lugar por la cantidad de contenidos a los que podrían tener acceso. Además, los niños son aún más vulnerables que los adultos al robo de su identidad.

A grandes rasgos, el robo o suplantación de identidad implica el uso de nombres, contraseñas, cuentas, domicilios y números telefónicos, entre otros, con fines de robo u otra clase de fraudes. Este tipo de práctica permite a quienes la perpetran abrir cuentas bancarias con identidades falsas, contratar servicios, seguros de vida, realizar compras o realizar actividades ilegales.

En el artículo 19 del capítulo tercero de la Ley General de Derechos de los Niños y Adolescentes se establece que todo niño tiene el derecho de:

Preservar su identidad, incluidos el nombre, la nacionalidad y su pertenencia cultural, así como sus relaciones familiares. Las autoridades federales, de las entidades federativas, municipales y de las demarcaciones territoriales del Distrito Federal, en el ámbito de sus respectivas competencias, deberán colaborar en la búsqueda, localización y obtención de la información necesaria para acreditar o restablecer la identidad de niñas, niños y adolescentes.

Esto establece la importancia, y carácter legal, de cuidar el derecho de todo ciudadano, sin importar su edad, a preservar su identidad.

La firma Javelin Startegy & Research, dedicada a la prevención de fraudes y otros delitos virtuales, indicó que en 2018 más de un millón de niños en el mundo fueron víctimas del robo de identidad y 2/3 partes de estos infantes tenía entre 0 y 7 años de edad. Finalmente, este estudio indicó que 6 de cada 10 niños conocían a quien robó su identidad. Esto hace evidente que la identidad de los niños está siendo mal usada por criminales y empresas ilegales a nivel mundial, y de manera muy frecuente.

El hecho de no contar con una identificación oficial o no ser dueños de cuentas bancarias hace a los niños y adolescentes aún más vulnerables al robo de identidad. Además, por su edad e inexperiencia, niños y adolescentes podrían ser proclives  a estar en contacto con información inapropiada.

Te protegemos a ti y a los tuyos:

A continuación, algunos consejos para proteger a niños y adolescentes, sus identidades y bienestar, cuando enfrentan el mundo virtual:

  1. Los padres y tutores deben conocer cómo funciona internet y los dispositivos o aplicaciones relacionados con él, para así poder guiar a sus hijos.
  2. Es recomendable mantener una comunicación abierta con los niños y adolescentes sobre cómo usan y qué hacen en internet, y hacerlos sentir en confianza para hablar sobre estos temas.
  3. Es importante no prohibir el internet a niños y adolescentes. Hacer esto sólo convertirá el tema en tabú y los aislará de sus compañeros y amigos. Además, cuando se hace buen uso de él, internet puede ser[ una gran herramienta.
  4. Crear normas de uso de internet. Es importante hacer esto tomando en cuenta la edad de los niños, y establecer horarios, tiempo de uso y acceso a contenidos. Esto les permitirá a los menores balancear sus tiempos con otras actividades y a los mayores asegurarse de que el uso de internet sea sano.
  5. Acompañar y supervisar el uso de internet cuando sea posible. Es importante y recomendable estar cerca de los niños y adolescente cuando utilizan internet, no como guardias o policías, pero sí como alguien con quien pueden compartir sus experiencias.
  6. Enseñar a los niños a usar internet de manera responsable. Esto significa que los pequeños usuarios estén conscientes de que el internet y las redes sociales no son un espacio para faltar al respeto o dañar a nadie. Deben saber que todas sus acciones, virtuales o no, tendrán consecuencias.
  7. Hablar mucho con los niños y jóvenes de los peligros que existen en internet. Lamentablemente y a pesar de su grandes ventajas, internet está lleno de criminales. Esto debe ser enseñado y explicado claramente a niños y jóvenes, para que éstos puedan tomar medidas de prevención convenientes. También hay que señalarles qué información es seguro compartir y cuál no, para evitar el robo de su identidad.
  8. Asegurarse de bloquear contenidos no apropiados. Existen varias herramientas para hacer esto como filtros para menores, firewalls, bloqueo de ventanas emergentes, sistemas de control parental y motores de búsqueda especializados para niños y jóvenes.

En maat.ai trabajamos para generar un mundo más seguro y confiable, uno en el que el uso de la tecnología no implique riesgos de robo o fraude, una nueva red de confianza que, por supuesto, incluye a los niños y adolescentes que son los herederos del mundo que buscamos.

Seguridad virtual niños

Consejos para proteger a niños y adolescentes en Internet

A pesar de su riqueza y grandes posibilidades, el mundo virtual también ha abierto la puerta a criminales para realizar prácticas ilegales y fraudulentas. México, por ejemplo, está entre los diez primeros países con mayores cifras de robo de identidad en el mundo. Lamentablemente esta práctica ilegal se ha extendido de manera alarmante (¡ha llegado incluso al espacio!) y los niños no están exentos de él, ni de muchos otros riesgos de navegar en Internet.

Con la expansión del Internet en todos los aspectos de nuestras vidas, esto se ha extendido al ámbito infantil y juvenil, y el navegar la red se ha vuelto un riesgo para los menores, en primer lugar por la cantidad de contenidos a los que podrían tener acceso. Además, los niños son aún más vulnerables que los adultos al robo de su identidad.

A grandes rasgos, el robo o suplantación de identidad implica el uso de nombres, contraseñas, cuentas, domicilios y números telefónicos, entre otros, con fines de robo u otra clase de fraudes. Este tipo de práctica permite a quienes la perpetran abrir cuentas bancarias con identidades falsas, contratar servicios, seguros de vida, realizar compras o realizar actividades ilegales.

En el artículo 19 del capítulo tercero de la Ley General de Derechos de los Niños y Adolescentes se establece que todo niño tiene el derecho de:

Preservar su identidad, incluidos el nombre, la nacionalidad y su pertenencia cultural, así como sus relaciones familiares. Las autoridades federales, de las entidades federativas, municipales y de las demarcaciones territoriales del Distrito Federal, en el ámbito de sus respectivas competencias, deberán colaborar en la búsqueda, localización y obtención de la información necesaria para acreditar o restablecer la identidad de niñas, niños y adolescentes.

Esto establece la importancia, y carácter legal, de cuidar el derecho de todo ciudadano, sin importar su edad, a preservar su identidad.

La firma Javelin Startegy & Research, dedicada a la prevención de fraudes y otros delitos virtuales, indicó que en 2018 más de un millón de niños en el mundo fueron víctimas del robo de identidad y 2/3 partes de estos infantes tenía entre 0 y 7 años de edad. Finalmente, este estudio indicó que 6 de cada 10 niños conocían a quien robó su identidad. Esto hace evidente que la identidad de los niños está siendo mal usada por criminales y empresas ilegales a nivel mundial, y de manera muy frecuente.

El hecho de no contar con una identificación oficial o no ser dueños de cuentas bancarias hace a los niños y adolescentes aún más vulnerables al robo de identidad. Además, por su edad e inexperiencia, niños y adolescentes podrían ser proclives  a estar en contacto con información inapropiada.

Te protegemos a ti y a los tuyos:

A continuación, algunos consejos para proteger a niños y adolescentes, sus identidades y bienestar, cuando enfrentan el mundo virtual:

  1. Los padres y tutores deben conocer cómo funciona internet y los dispositivos o aplicaciones relacionados con él, para así poder guiar a sus hijos.
  2. Es recomendable mantener una comunicación abierta con los niños y adolescentes sobre cómo usan y qué hacen en internet, y hacerlos sentir en confianza para hablar sobre estos temas.
  3. Es importante no prohibir el internet a niños y adolescentes. Hacer esto sólo convertirá el tema en tabú y los aislará de sus compañeros y amigos. Además, cuando se hace buen uso de él, internet puede ser[ una gran herramienta.
  4. Crear normas de uso de internet. Es importante hacer esto tomando en cuenta la edad de los niños, y establecer horarios, tiempo de uso y acceso a contenidos. Esto les permitirá a los menores balancear sus tiempos con otras actividades y a los mayores asegurarse de que el uso de internet sea sano.
  5. Acompañar y supervisar el uso de internet cuando sea posible. Es importante y recomendable estar cerca de los niños y adolescente cuando utilizan internet, no como guardias o policías, pero sí como alguien con quien pueden compartir sus experiencias.
  6. Enseñar a los niños a usar internet de manera responsable. Esto significa que los pequeños usuarios estén conscientes de que el internet y las redes sociales no son un espacio para faltar al respeto o dañar a nadie. Deben saber que todas sus acciones, virtuales o no, tendrán consecuencias.
  7. Hablar mucho con los niños y jóvenes de los peligros que existen en internet. Lamentablemente y a pesar de su grandes ventajas, internet está lleno de criminales. Esto debe ser enseñado y explicado claramente a niños y jóvenes, para que éstos puedan tomar medidas de prevención convenientes. También hay que señalarles qué información es seguro compartir y cuál no, para evitar el robo de su identidad.
  8. Asegurarse de bloquear contenidos no apropiados. Existen varias herramientas para hacer esto como filtros para menores, firewalls, bloqueo de ventanas emergentes, sistemas de control parental y motores de búsqueda especializados para niños y jóvenes.

En maat.ai trabajamos para generar un mundo más seguro y confiable, uno en el que el uso de la tecnología no implique riesgos de robo o fraude, una nueva red de confianza que, por supuesto, incluye a los niños y adolescentes que son los herederos del mundo que buscamos.

Nosotros te ayudamos a protegerte:

MexicoEnglish