Pasaportes del mundo

¿Sabes el porqué de los colores de los pasaportes?

Cuando has viajado al extranjero, al pasar por las aduanas, ¿alguna vez has notado que las guardas de los pasaportes son de diferentes colores dependiendo de su país? Tal vez no, pero existe una explicación de esto y, de hecho, casi todos los pasaportes del mundo son de uno de cuatro colores: rojo, negro, azul o verde. A pesar de ello, su color puede variar en tono, es decir, puede haber pasaportes de un color rojo oscuro, como el de España, o de un rojo más claro y brillante, como el de Singapur.

A pesar de que los lineamientos que regulan el color, forma y tamaño de los pasaportes son dictadas por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), cada país tiene el derecho de escoger el diseño y tono de este documento de identificación internacional, y existen muchos motivos de estas variaciones. Las razones pueden ser políticas, geográficas, religiosas, simbólicas o culturales.

Pasaporte rojo

Pasaportes rojos

En la Unión Europea, los pasaportes tienden a ser rojos, específicamente rojo borgoña, más cercano al color vino que al rojo cereza. Algunos expertos sostienen también que los pasaportes rojos, en muchos casos, corresponden a países con pasados comunistas como Eslovenia, China, Serbia, Rusia, Rumania y Polonia. También es frecuente en países interesados en ser parte de la Unión Europea como Turquía o Albania, que recientemente cambiaron su color de pasaporte a borgoña. La Comunidad de Naciones Andina —Ecuador, Perú, Bolivia y Colombia— también tienen pasaportes color borgoña.

Protege tus documentos:

Pasaporte azul

Pasaportes azules

Este color simboliza el Nuevo Mundo o los territorios de ultramar. Los pasaportes azules abundan en regiones que han sido colonias europeas como Estados Unidos, algunas naciones latinoamericanas, en países ubicados en la zona del sur del Pacífico o en la zona del Caribe (donde 15 países tienen pasaporte azul). Este color también está relacionado con Mercosur, un proceso de integración regional que incluye a Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay; sin embrago, Venezuela es una excepción, a pesar de ser parte de esta unión, su pasaporte es rojo.

Pasaporte verde

Pasaportes verdes

Una buena cantidad de países musulmanes —como Marruecos, Paquistán y Arabia Saudita— tienden a usar pasaportes verdes. Esto puede explicarse porque para las religiones islámicas este color era el preferido del profeta Mahoma, además de simbolizar la vida y la naturaleza; es fácil encontrar el verde en sus banderas, como es el caso de Irán. Sin embargo, existen excepciones a estas tendencias: un ejemplo de ello es México, un país mayormente católico cuyo pasaporte es color verde. Además, una buena cantidad de países africanos —como Burkina Faso, Nigeria, Níger, Costa de Marfil y Senegal— también utilizan pasaportes verdes. En este caso, el color indica que su pertenencia a ECOWAS (Comunidad Económica de Estados de Oeste de África).

Pasaporte negro

Pasaportes negros

Este color es poco común en los pasaportes. Algunos de los países que lo utilizan para sus pasaportes son Botsuana, Zambia, Burundi, Gabón, Angola, Congo, Malawi y Nueva Zelanda, cuyo color nacional es el negro.

En ocasiones, el color del pasaporte también sirve para distinguir a un país de otros. El de Suiza es un ejemplo por ser uno de los únicos pasaportes europeos que no utilizan el rojo oscuro, sino uno con guardas de color rojo brillante. Los pasaportes temporales que emite Canadá son otro ejemplo de esto, pues sus guardas son de color blanco.

Además de que los colores de un pasaporte pueden ser influenciados por la cultura, historia o geografía de una nación, éstos también pueden ser elegidos por cuestiones más pragmáticas. Esto se debe a que la hechura de un pasaporte es un proceso muy controlado y las empresas que producen los materiales para hacerlos son muy pocas en el mundo. El cartón que se usa para hacer las guardas, por ejemplo, es manufacturado por contadas empresas y no siempre existe una enorme disponibilidad de colores.

Todas las reglas tienen una excepción, y existen pasaportes extraños y hermosos que rompen las reglas en la actualidad. Los más recientes pasaporte noruegos, lanzados en 2014, son de color blanco, azul turquesa o anaranjado. Fueron creados por un reconocido estudio de diseño y sus páginas interiores retratan el paisaje nórdico en un estilo hermosamente minimalista. Al ser pasados por luz ultravioleta, éstos revelan dibujos escondidos, como auroras boreales que no son visibles bajo la luz normal (lo mismo sucede en el pasaporte canadiense). Otros pasaportes tienen dibujos que se animan solamente al pasar las páginas, como un folioscopio, por ejemplo, el de Finlandia (que muestra un alce que camina por el papel) y el de Eslovenia.

¿Te gustó el artículo? Compártelo…

Pasaportes del mundo

¿Sabes el porqué de los colores de los pasaportes?

Cuando has viajado al extranjero, al pasar por las aduanas, ¿alguna vez has notado que las guardas de los pasaportes son de diferentes colores dependiendo de su país? Tal vez no, pero existe una explicación de esto y, de hecho, casi todos los pasaportes del mundo son de uno de cuatro colores: rojo, negro, azul o verde. A pesar de ello, su color puede variar en tono, es decir, puede haber pasaportes de un color rojo oscuro, como el de España, o de un rojo más claro y brillante, como el de Singapur.

A pesar de que los lineamientos que regulan el color, forma y tamaño de los pasaportes son dictadas por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), cada país tiene el derecho de escoger el diseño y tono de este documento de identificación internacional, y existen muchos motivos de estas variaciones. Las razones pueden ser políticas, geográficas, religiosas, simbólicas o culturales.

Pasaporte rojo

Pasaportes rojos

En la Unión Europea, los pasaportes tienden a ser rojos, específicamente rojo borgoña, más cercano al color vino que al rojo cereza. Algunos expertos sostienen también que los pasaportes rojos, en muchos casos, corresponden a países con pasados comunistas como Eslovenia, China, Serbia, Rusia, Rumania y Polonia. También es frecuente en países interesados en ser parte de la Unión Europea como Turquía o Albania, que recientemente cambiaron su color de pasaporte a borgoña. La Comunidad de Naciones Andina —Ecuador, Perú, Bolivia y Colombia— también tienen pasaportes color borgoña.

Protege tus documentos:

Pasaporte azul

Pasaportes azules

Este color simboliza el Nuevo Mundo o los territorios de ultramar. Los pasaportes azules abundan en regiones que han sido colonias europeas como Estados Unidos, algunas naciones latinoamericanas, en países ubicados en la zona del sur del Pacífico o en la zona del Caribe (donde 15 países tienen pasaporte azul). Este color también está relacionado con Mercosur, un proceso de integración regional que incluye a Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay; sin embrago, Venezuela es una excepción, a pesar de ser parte de esta unión, su pasaporte es rojo.

Pasaporte verde

Pasaportes verdes

Una buena cantidad de países musulmanes —como Marruecos, Paquistán y Arabia Saudita— tienden a usar pasaportes verdes. Esto puede explicarse porque para las religiones islámicas este color era el preferido del profeta Mahoma, además de simbolizar la vida y la naturaleza; es fácil encontrar el verde en sus banderas, como es el caso de Irán. Sin embargo, existen excepciones a estas tendencias: un ejemplo de ello es México, un país mayormente católico cuyo pasaporte es color verde. Además, una buena cantidad de países africanos —como Burkina Faso, Nigeria, Níger, Costa de Marfil y Senegal— también utilizan pasaportes verdes. En este caso, el color indica que su pertenencia a ECOWAS (Comunidad Económica de Estados de Oeste de África).

Pasaporte negro

Pasaportes negros

Este color es poco común en los pasaportes. Algunos de los países que lo utilizan para sus pasaportes son Botsuana, Zambia, Burundi, Gabón, Angola, Congo, Malawi y Nueva Zelanda, cuyo color nacional es el negro.

En ocasiones, el color del pasaporte también sirve para distinguir a un país de otros. El de Suiza es un ejemplo por ser uno de los únicos pasaportes europeos que no utilizan el rojo oscuro, sino uno con guardas de color rojo brillante. Los pasaportes temporales que emite Canadá son otro ejemplo de esto, pues sus guardas son de color blanco.

Además de que los colores de un pasaporte pueden ser influenciados por la cultura, historia o geografía de una nación, éstos también pueden ser elegidos por cuestiones más pragmáticas. Esto se debe a que la hechura de un pasaporte es un proceso muy controlado y las empresas que producen los materiales para hacerlos son muy pocas en el mundo. El cartón que se usa para hacer las guardas, por ejemplo, es manufacturado por contadas empresas y no siempre existe una enorme disponibilidad de colores.

Todas las reglas tienen una excepción, y existen pasaportes extraños y hermosos que rompen las reglas en la actualidad. Los más recientes pasaporte noruegos, lanzados en 2014, son de color blanco, azul turquesa o anaranjado. Fueron creados por un reconocido estudio de diseño y sus páginas interiores retratan el paisaje nórdico en un estilo hermosamente minimalista. Al ser pasados por luz ultravioleta, éstos revelan dibujos escondidos, como auroras boreales que no son visibles bajo la luz normal (lo mismo sucede en el pasaporte canadiense). Otros pasaportes tienen dibujos que se animan solamente al pasar las páginas, como un folioscopio, por ejemplo, el de Finlandia (que muestra un alce que camina por el papel) y el de Eslovenia.

¿Te gustó el artículo? Compártelo…

Nosotros te ayudamos a protegerte:

MexicoEnglish