27junnote

Actualmente, la vertiginosa velocidad del desarrollo tecnológico ha dado como resultado un sinfín de nuevas tecnologías, especializadas y dedicadas a casi todos los aspectos de las sociedades humanas. El universo financiero y regulatorio no está exento de esto y, así, ha visto el nacimiento de un sinfín de plataformas, programas, aplicaciones y otras tecnologías dedicados exclusivamente a dichos rubros.

Esto necesariamente ha venido con la creación de un nuevo lenguaje que no siempre es fácil entender. FinTech, RegTech y SupTech son algunos de los términos más usados y estas son sus definiciones:

FinTech

Derivado de las palabras en inglés financial y technology, este término se refiere a las empresas que ofrecen productos y servicios financieros, y que necesariamente utilizan las tecnologías de la información y la comunicación para hacerlo (páginas de internet, redes sociales o aplicaciones móviles, por ejemplo). Esto les da varias ventajas, como el hecho de que son más rápidas, amigables y eficientes que los servicios más tradicionales que ya conocemos. Este tipo de empresas ofrecen servicios que incluyen pagos por transferencias electrónicas, crowdfundings, gestión de inversiones, seguros y un sinfín de soluciones para evitar los fraudes electrónicos, como el robo de bienes o el robo de identidad.

 

RegTech

Considerada como una subcategoría de las FinTech y proveniente de la frase en inglés regulatory technology (tecnología regulatoria), RechTech están revolucionando a las tecnologías financieras. Se trata de servicios dedicados a facilitar y supervisar el cumplimiento de requerimientos regulatorios —legales, económicos, empresariales, por ejemplo. A través de tecnologías como la nube, blockchain o el big data, estas compañías ayudan a ahorrar tiempo y esfuerzo a la hora de dicho cumplimiento, pues se sabe que existen pocos factores que implican más trabajo que el apego a dichos estatutos dentro de las empresas. Además, por lo general, las Regech están diseñadas para adaptarse dinámicamente a nuevos requerimientos o cambios en los existentes de manera rápida y confiable.

 

SupTech

Su nombre proviene de supervisory technology (tecnología de supervisión) y se refiere a la aplicación de tecnologías RegTech en los órganos supervisores. Es decir, mientras que las RegTech se dedican a ayudar a los bancos a cumplir con regulaciones usando diversas tecnologías, las SupTech agilizan y automatizan procesos al interior de las instancias reguladoras; son la contraparte de las RegTech. Así esta tecnología puede, por ejemplo, automatizar reportes, informes u otros tipos de gestión de datos. Además, facilitan la vigilancia del mercado y simplifican el monitoreo en tiempo real. Esto contribuye de manera impresionante a evitar operaciones sospechosas, uso indebido de información confidencial, además de identificar riesgos en las instituciones financieras.

La tecnología avanza de manera vertiginosa, lo que genera oportunidades de negocio nuevas y antes desconocidas. Sin embargo, esto también puede ser usado de manera ilegal o ventajosa. Por suerte existen instituciones y empresas, como lo es maat.ai, que buscan usar estos avances tecnológicos para hacer del mundo digital un lugar más amigable, eficiente y confiable, siempre para el beneficio de todos.

27junnote

Actualmente, la vertiginosa velocidad del desarrollo tecnológico ha dado como resultado un sinfín de nuevas tecnologías, especializadas y dedicadas a casi todos los aspectos de las sociedades humanas. El universo financiero y regulatorio no está exento de esto y, así, ha visto el nacimiento de un sinfín de plataformas, programas, aplicaciones y otras tecnologías dedicados exclusivamente a dichos rubros.

Esto necesariamente ha venido con la creación de un nuevo lenguaje que no siempre es fácil entender. FinTech, RegTech y SupTech son algunos de los términos más usados y estas son sus definiciones:

FinTech

Derivado de las palabras en inglés financial y technology, este término se refiere a las empresas que ofrecen productos y servicios financieros, y que necesariamente utilizan las tecnologías de la información y la comunicación para hacerlo (páginas de internet, redes sociales o aplicaciones móviles, por ejemplo). Esto les da varias ventajas, como el hecho de que son más rápidas, amigables y eficientes que los servicios más tradicionales que ya conocemos. Este tipo de empresas ofrecen servicios que incluyen pagos por transferencias electrónicas, crowdfundings, gestión de inversiones, seguros y un sinfín de soluciones para evitar los fraudes electrónicos, como el robo de bienes o el robo de identidad.

 

RegTech

Considerada como una subcategoría de las FinTech y proveniente de la frase en inglés regulatory technology (tecnología regulatoria), RechTech están revolucionando a las tecnologías financieras. Se trata de servicios dedicados a facilitar y supervisar el cumplimiento de requerimientos regulatorios —legales, económicos, empresariales, por ejemplo. A través de tecnologías como la nube, blockchain o el big data, estas compañías ayudan a ahorrar tiempo y esfuerzo a la hora de dicho cumplimiento, pues se sabe que existen pocos factores que implican más trabajo que el apego a dichos estatutos dentro de las empresas. Además, por lo general, las Regech están diseñadas para adaptarse dinámicamente a nuevos requerimientos o cambios en los existentes de manera rápida y confiable.

 

SupTech

Su nombre proviene de supervisory technology (tecnología de supervisión) y se refiere a la aplicación de tecnologías RegTech en los órganos supervisores. Es decir, mientras que las RegTech se dedican a ayudar a los bancos a cumplir con regulaciones usando diversas tecnologías, las SupTech agilizan y automatizan procesos al interior de las instancias reguladoras; son la contraparte de las RegTech. Así esta tecnología puede, por ejemplo, automatizar reportes, informes u otros tipos de gestión de datos. Además, facilitan la vigilancia del mercado y simplifican el monitoreo en tiempo real. Esto contribuye de manera impresionante a evitar operaciones sospechosas, uso indebido de información confidencial, además de identificar riesgos en las instituciones financieras.

La tecnología avanza de manera vertiginosa, lo que genera oportunidades de negocio nuevas y antes desconocidas. Sin embargo, esto también puede ser usado de manera ilegal o ventajosa. Por suerte existen instituciones y empresas, como lo es maat.ai, que buscan usar estos avances tecnológicos para hacer del mundo digital un lugar más amigable, eficiente y confiable, siempre para el beneficio de todos.

Recupera el control y la libertad de tus trámites

MexicoEnglish
WordPress Video Lightbox Plugin