Robo de Identidad espacial

¡El robo de identidad ha llegado al espacio!

Los delitos virtuales alrededor del mundo van, lamentablemente, en aumento. Nuestro país no es la excepción: estudios recientes reflejan que, en México, las cifras aumentan cada año. Uno de los más comunes fraudes virtuales es el robo o suplantación de identidad que, a grandes rasgos implica el hurto y mal uso de la identidad digital de una persona (a través de sus nombres de usuario, contraseñas y claves) para extraer información confidencial o hacer uso de sus bienes de manera ilegal. Pero al parecer, el robo de identidad no solamente sucede en la Tierra. Noticias recientes informaron a los terrícolas algo inverosímil: ha sucedido el primer caso de robo de identidad en el espacio.

El robo fue cometido por la astronauta Anne McClain, que ha trabajado para la NASA desde 2013. Recientemente, ella pasó seis meses viviendo en la Estación Espacial Internacional, cuyas bases de datos y computadoras utilizan tecnología de punta para mantener a quienes ahí viven y trabajan conectados con la Tierra. Tras el rompimiento con su pareja, Summer Worden, McClain utilizó dicha tecnología para acceder a las cuentas bancarias de Worden sin su permiso y así conocer detalles de sus finanzas —se trata de un claro ejemplo de suplantación de identidad.

Tras estos hechos, Worden puso una queja ante la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos y también ante la Oficina del Inspector General de la NASA. Pero, a pesar de que McClain acepta haber accedido sin permiso a las cuentas de su ex pareja, ella asegura no haber hecho nada malo y explica que el acceso a las cuentas era parte de su rutina administrativa de las finanzas de su hogar y que no hizo ningún movimiento monetario en dichas cuentas. Sin embrago, Worden niega todo esto. El incidente, que se ha hecho famoso en el mundo entero, ha resultado en la formación de un equipo especial que ya se ocupa de hacer una investigación especial al respecto.

Además de haber levantado cuestionamientos en torno al uso y aplicación de las leyes humanas en el espacio (es decir, ¿según las leyes de qué país debería juzgarse a McClain?), el incidente nos recuerda que la suplantación de identidad no solamente se ha extendido por el mundo entero, sino que ha llegado literalmente fuera de este mundo, todo a través del mal uso de la tecnología humana.

Tu seguridad es nuestra prioridad:

La plataforma de #maatai nació bajo principios claros y uno de ellos, quizá el más importante, es el deseo y la esperanza de vivir en un mundo donde el uso de la tecnología no implique un riesgo sino un beneficio, un mundo donde los delitos virtuales —como lo es el robo de identidad— dejen de suceder. ¿Cómo hacemos esto? Nuestra aplicación funciona como una cartera virtual donde los ciudadanos pueden almacenar sus documentos de identificación personal de forma segura y compartirlos, si así lo desean, en caso de que un tercero los solicite. Hacemos uso de tecnología de última generación que incluye la criptografía, el uso de biométricos y de blockchain, para resguardarlos. De esta manera queremos contribuir a un mundo, un espacio, en el que el robo de identidad no exista.

Robo de Identidad espacial

¡El robo de identidad ha llegado al espacio!

Los delitos virtuales alrededor del mundo van, lamentablemente, en aumento. Nuestro país no es la excepción: estudios recientes reflejan que, en México, las cifras aumentan cada año. Uno de los más comunes fraudes virtuales es el robo o suplantación de identidad que, a grandes rasgos implica el hurto y mal uso de la identidad digital de una persona (a través de sus nombres de usuario, contraseñas y claves) para extraer información confidencial o hacer uso de sus bienes de manera ilegal. Pero al parecer, el robo de identidad no solamente sucede en la Tierra. Noticias recientes informaron a los terrícolas algo inverosímil: ha sucedido el primer caso de robo de identidad en el espacio.

El robo fue cometido por la astronauta Anne McClain, que ha trabajado para la NASA desde 2013. Recientemente, ella pasó seis meses viviendo en la Estación Espacial Internacional, cuyas bases de datos y computadoras utilizan tecnología de punta para mantener a quienes ahí viven y trabajan conectados con la Tierra. Tras el rompimiento con su pareja, Summer Worden, McClain utilizó dicha tecnología para acceder a las cuentas bancarias de Worden sin su permiso y así conocer detalles de sus finanzas —se trata de un claro ejemplo de suplantación de identidad.

Tras estos hechos, Worden puso una queja ante la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos y también ante la Oficina del Inspector General de la NASA. Pero, a pesar de que McClain acepta haber accedido sin permiso a las cuentas de su ex pareja, ella asegura no haber hecho nada malo y explica que el acceso a las cuentas era parte de su rutina administrativa de las finanzas de su hogar y que no hizo ningún movimiento monetario en dichas cuentas. Sin embrago, Worden niega todo esto. El incidente, que se ha hecho famoso en el mundo entero, ha resultado en la formación de un equipo especial que ya se ocupa de hacer una investigación especial al respecto.

Además de haber levantado cuestionamientos en torno al uso y aplicación de las leyes humanas en el espacio (es decir, ¿según las leyes de qué país debería juzgarse a McClain?), el incidente nos recuerda que la suplantación de identidad no solamente se ha extendido por el mundo entero, sino que ha llegado literalmente fuera de este mundo, todo a través del mal uso de la tecnología humana.

Tu seguridad es nuestra prioridad:

La plataforma de #maatai nació bajo principios claros y uno de ellos, quizá el más importante, es el deseo y la esperanza de vivir en un mundo donde el uso de la tecnología no implique un riesgo sino un beneficio, un mundo donde los delitos virtuales —como lo es el robo de identidad— dejen de suceder. ¿Cómo hacemos esto? Nuestra aplicación funciona como una cartera virtual donde los ciudadanos pueden almacenar sus documentos de identificación personal de forma segura y compartirlos, si así lo desean, en caso de que un tercero los solicite. Hacemos uso de tecnología de última generación que incluye la criptografía, el uso de biométricos y de blockchain, para resguardarlos. De esta manera queremos contribuir a un mundo, un espacio, en el que el robo de identidad no exista.

Olvídate de éste tipo de problemas:

MexicoEnglish